English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

6 de octubre de 2010

Prometí no dar señales de vida y hasta hace un rato estaba ahí escondida, diciendo a la gente que todo va bien, que cayeron tus ruinas.

Yo solo fui con la intención de mirarte realmente a los ojos, siempre lo consigo, siempre te miro a los ojos y por raro que suene tu también los diriges hacia los míos. Pero es cuando me miras cuando yo sonrio, es cuando hablas, todo eso que escribe un sonrisa en mi diario.Fue ayer al verte pasar, tenía los ojos cerrados, no quería volar de nuevo, fue como acercaste tu cara a la mía y fue como me derretí y jamás pude mirarte otra vez a los ojos. Es una deuda que me repito una y otra vez, es esa deuda la que me quita el sueño, y es que nadie lo nota, nadie nos nota nada raro, nadie se da cuenta de que cada vez que te noto cerca salgo corriendo, sola, llorando, a ninguna parte y para no volver hasta que te hayas alejado de aquí.Cuesta intentar convencerte de que ya no existe ninguna chispa de lo que todo el mundo conoce como sentimientos, cuesta intentar convencerme.

Pero dónde lo meto,
dónde lo guardo, dónde lo suelto,
mientras te olvido,
todo el amor dónde lo escondo,
que lo he intentado y no hace ni caso,
dónde lo guardo.
Le puse frenos, le di alas, puse muros,
le di tiempo y no se calla.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

En tu corazón,
ponlo ahí,
mientras ahí está
alimentado será
por sávia joven.

Tu sávia,
la que al recorrer
esos túneles,
impregna sus paredes,
de capas de dulzura,
de tristezas,
de alegrias,
de risas,
de gotas de sal...

Quince!
pocos,
pero grandes,
porque grande es su corazón,
grande su ímpetu,
su pensamiento,
sus ansias de tragar,
si de tragar!
¡¡¡de tragarse la vida
el mundo!!!

Tu texto, creciendo
tu poema, excelente.

Dinamita. dijo...

Muchas graciaaaaaas:D