English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

6 de febrero de 2011

Porque se me ocurrió quererte, pensaba que estaba bien... pensaba mal.

Se me ocurrió mirarte diferente a los demás, se me ocurrió fijarme más en ti, se me ocurrió sentir algo de lo que estaba convencida me iba a hacer sonreír. Podría haber elegido otras formas de llorar, quizá de alegría, no, contemplé la posibilidad de tenerte entre mis brazos algún día. Y es que iba por buen camino, iba en línea recta, nada me podía hacer perder la esperanza, ¿Por qué no apostar todo en ti? Pensaba eso, lo recordaba todo el tiempo, y eso me hacía sonreír de vez en cuando, necesité unas semanas para darme cuenta que tú y yo somos dos polos opuestos, que no se podían unir. No quiero decir que esta vez ha sido igual que la anterior, aunque yo no quería sentirlo en mi interior, como con ese Seis que todavía no logré olvidar, yo quería sentirlo como el primer día de mi vida en el que las cosas, por remoto que suene, me habían salido perfectamente.

Ahora, no sé qué hacer con todas esas promesas que me hice a mí misma, no sé dónde tirarlas, porque en realidad no quiero olvidarlas, quiero guardarlas en un cajón, en lo más hondo de mi interior, quiero recordar cuando me tocaste por primera vez, cuando te di tantos besos, quiero recordar cuando me puse roja al pensar que tenía razón respecto a lo que me hacías pensar.

Quizá, yo no quiera volver a verte, quizá cambie de camino yo para no verte, tal vez, eso de equivocarse voluntariamente de sentido estaba en tus planes, lo más seguro es que no lo leas, y está claro que no sabes que esto va para, lo que algún día pudo ser, nosotros, no sé ni siquiera si existe esa parte de ti que me hacía reír un día sí y el otro también.

Dime tú que hago con todo esto, dímelo, no sé donde guardarlo, es difícil crecer, seguir, con tu corazón tatuado en mi piel...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Álbum

bautismo?
infáncia?
comunió?

quizás si,
quizás son
tus álbumes,
tus álbumes
completos.

Juventud,
instituto,
amistad,
primer resplandor,
tu álbum incompleto.

Resplandor,
que cegando está
colorida juventud.

Ponlo en su álbum ya,
bello fué,
merecido su lugar ocupa.

Corazón
siempre abierto,
oxigenos de primaveras
siempre en ti tendrás.

Un dia,
álbumes de vida
infinitos recordarás.

Recuerdos,
recuerdos de primaveras
que en tu corazón
siempre arritmias habrá.

Álbumes,
solo álbumes
nada más.


Mensaje:
La vida sigue en su rio, como el capitán en su barco de papel. ¡A seguir viviendo peque!

Dinamita. dijo...

muchas gracias de nuevo por el poema, me animan, enserioo(L) jajaja