English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

4 de abril de 2011

Juré que no volvería a sucederme de nuevo, volvió a pasar, que cupido no volvería a enredarme en su juego.

Tengo tantas esperanzas como estrellas hay en el cielo, tendría tantos sueños como litros hay en el mar. Quizá tú no pienses lo que yo pienso, tal vez todavía no te diste cuenta de que todo esto que escribo, de alguna manera, te incluye a ti en todos los aspectos, no tendría la necesidad de desahogarme escribiendo cosas inútiles, estúpidas e incomprensibles, si no hubieras dejado tu huella en mi cuerpo, si no hubieras acercado tu aliento al mio, si no hubieras hecho que te quisiera. No estoy diciendo que tengas la culpa de todo lo que me está pasando desde hace meses, quizá también la tenga yo por ser tan tonta de fijarme en alguien como tú, eres horrorosamente adorable, adoro casa centímetro de tu sonrisa, cada milímetro de tus palabras, no puedo contarte cuantas veces sentía que me caía al suelo, no puedo decirte cuantos días estuve buscándote hasta por el cielo, no sabes cuantos meses estuve detrás de algo que hoy en día me hace saltar tan alto que puedo tocar la luna.

Es toda sensación que me enciende al máximo, es todo lo que diriges a mi, una palabra, una mirada, una sonrisa, todo, y me encanta cuando puedo tocarte, y no te das cuenta de que ese es mi momento favorito del día.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Cupido y su juego

Quizas él juega
sin saber su inociéncia,
juegos inocentes
de profundos amores.

Hojas inmortales
de tintas negras
en amores de colores.

Sonatas imortales
de suaves brumas
y furiosos huracanes
en heridos amores.

Y es que Cupido,
ese Dios jugueton
no sabe de tintas,
de colores
ni mares.

¡Ay, ay, ay!
que sin saber tu,
de nuevo
embriagada está,
de otro retoñal amor.

Retoño de flor estival
que al caer tu tarde
en profundo inspirar
penetraras,
y en su hondo
su hondo corazón
te quedaras.