Seguidores

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

11 de julio de 2011

Con corazones fríos no hay que jugarse nada, porque no entra en ellos ni un rayito en la mañana.




Sumaré todos mis intentos fallidos y se los restaré a los aciertos, no puede ser que resulte negativo, y no sé porque, soy así, ¿Tengo algo malo? Sí, lo sé, como todos, pero, ¿Tanto mal hago? No consigo entender, porque, lo intento, lo intento, y no sabes cómo lo intento, pero no sé lo que lo destroza que todo acaba cayendo, como un castillo de naipes.
¿Una promesa? ¿Para qué? No sirve prometer, todo acaba olvidándose, no sirve de nada jurar, siempre acaba sucediendo algo que lo estropea todo. No hace falta que lo digas, si ya todo lo entendí, lo dejaste transparente, no sirvo para querer, ni para ser querido, no sé cómo las busco, siempre me las acabo encontrando, me doy de bruces contra la realidad, me doy cuenta de que no tengo ese derecho, el derecho de acabar mis historias bien, de terminarlas con sonrisa, pues ya hace mucho que no lo consigo, y sí a duras penas lo consigo, tarde o temprano alguien lo estropeará, porque pocas veces me interesa odiar a la persona a la que amo.
En realidad, todo esto es solo un remolino, un conjunto de idioteces que no tienen apenas valor para alguien como él, que carecen de sentido para el que está leyendo todas las tonterías que se me pasan por la cabeza, y también, en realidad, poco me importa lo que llegue a pensar la gente de mi, porque lo que realmente importa es lo que yo piense de mi misma.