English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

20 de julio de 2011

¡Que me cambias la vida cuando me guiñas el ojo!


Partí hacia un lugar para quedarme sola
no quise volver, solo deseaba sentarme en un rincón de este lugar
contar los días, las horas, los segundos que quedaban para echarme a llorar.
Aún así, volvería solo para ti, solo para hacerte ver que soy la misma que te besó en mi portal,
para hacerte entender que soy la misma que te abrazó de noche,
para convencerte de que soy igual que tantas pero muy diferente a otras,
que quizá no te pude dar todo lo que ella te dio, pero mis ganas eran inmensas,
tanto que inundaba el cielo de nubes, tanto que inundaba el cielo de estrellas,
tanto que miraba tus ojos y juraba que eran los más bonitos del universo,
aunque no lo fueran...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Impresionante, es impresionante,un relato que dan ganas de llorar al situarse uno mismo en esa situación, un sentimiento fortisimo que contagia. Que amor mas fuerte y puro el de una adolescente con inmensas ganas de vivir ¿verdad?.
Ante tal relato no puedo hacer un poema, pues ya lo es por si mismo, un canto, un poema al amor.
Enhorabuena por ser como eres.

Eva Padilla. dijo...

oH(:
muchas gracias, no intenté hacer un poema, solo algo corto e intenso que calara un poquito(: muchas gracias^^