English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

20 de septiembre de 2012

Voy a romper la ventana que nos separa.


Cuando intento pasar la página trescientos treinta de un libro que tiene más de mil seiscientas páginas, me doy cuenta que en casi todas las esquinas mínimamente visibles de las hojas he gastado más de doscientas minas de lápiz. ¿Para luego qué? Bueno sí, mañana por la mañana puedo volver a las veintitantas páginas anteriores para volver a leer lo que escribí antes de ayer. Es inútil, ¿Comprendes?
¡Sí! Te estoy comparando con algo parecido a un libro, si es que se le pueden llamar libros a los tochos que suelo leer. Bueno, la cuestión es que a veces puedo permitirte que me gires la cara al pasar por tu lado en el Ayuntamiento a las ocho y media de la tarde. Otras simplemente te miro y me dan ganas de tirarte unos de los libros que tengo de más de mil páginas. Eso duele. Tanto cómo lo que un dieciocho me hiciste jurar. Lo del dieciocho me lo he inventado, pero quedan bien las fechas, soy algo novata, vuélveme a comprender.
Lo único que quiero es poder tener esa valentía para hacer lo que tendría que hacer, que todavía no me has dejado muy claro, porque ahora te ha dado la manía de no hablarme. Pero no es mi culpa, y estarás de acuerdo conmigo en que parece ser que soy la única que lo piensa. En todo caso no sé como explicártelo, creo que me das un poco igual en este tema.

Tómatelo como tú quieras.


No hay comentarios: