English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

22 de enero de 2013

Siempre soñamos que estamos vivos, para contarlo sin despertarnos.


Es tiempo de cambiar todo lo que rige la vida de las personas. Ya es hora de elegir entre esas dos mitades. Piensen. Ustedes solo se fijan en la parte buena, en ese trozo de segundo que por muy pequeño que sea le ha hecho sentir bien. ¿Saben eso de: "No hay mal que por bien no venga."? Yo sí lo sé. Es más, me viene como anillo al dedo. Creo que por muy malo que sea un lunes por la mañana temprano siempre habrá alguien que nos lo alegre con una sonrisa. Creo que cuando una puerta se cierra, en la esquina de al lado se abre una ventana con vistas al sol, al mar o a todo lo bueno de la vida. No sé cómo explicarme.
Pienso que, en realidad, todo tiene un lado positivo. Todo tiene su lado negativo, claro. Pero lo bonito es saber que siempre habrá algo, un gramo, una pizca, una chispa o una parte mínimamente visible que te hará feliz por muy mal que esté todo a tu alrededor. 
También me gustaría hablar de la impulsividad, de los actos casi reflejo que nos hacen sonreír y aun así, luego nos atormentan. De las charlas que tenemos con nosotros mismos de: "Ya no volveré a hacerlo más". Después vuelves a caer, vuelves a torcerte el tobillo, vuelves a tropezar con la misma piedra una y otra vez. Eso se acabará llamando obsesión. Pero tú sigues llamándolo: Impulso.
Son dos temas muy diferentes para ustedes. Pero para mí, realmente, tienen tanta importancia que me han tenido suspendida en el aire varias semanas. Es verdad. Llevo unos días que no sé si llorar, reír  saltar, correr, gritar o abrazar. No sé si me están dando un toque. Sí. Diciéndome que tengo que cambiar algo, de ti  de mi o de quien sea. Una llamada susurrándome que esta vida me está dando una gran oportunidad y no la estoy aprovechando.

1 comentario:

Anónimo dijo...

De ti, siempre tu

Mi confusión
mundo virtual

realidad
tu.

Cuatro Ases

oro, brillo de sus sonrisas,
espadas, las Cruzadas de su juventud,
copas, rebosantes de su mar salada,
bastos, en bastos olivares de su Linares.

Extraños

¿mis poemas, mis plasmados sentimientos, mis escrituras, mis, mis, mis no sé qués?

Bellos

sus poemas,
su bella literatura
su bella juventud
su madurez
su, su, su
su nitidez.

Mientras tanto
un reloj
el único
la vida,
que sigue sonriendo,
pues ella
la de Universos Infinitos
así lo quiere
así es.