English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

5 de julio de 2013

No la busques.


Las razones reales, que nos traen hoy a este lugar, son muy sencillas.
Pues hace una semanas que comenzó oficialmente
el Verano.
Esta estación, desde mi punto de vista, altera la sangre más que la Primavera.
Ya que una libertad de la que el resto del año carecemos se abalanza sobre nosotros
a una velocidad que triplica los límites recomendados.
Y los límites están para no romperlos.
Venga ya. Dieciocho años y ningún arañazo. Muchas cicatrices.
Pero ninguna herida que se considere del todo abierta. ¿Batimos el récord de corazones rotos?
Pues sí. Estoy por encima de la media establecida.
El verano me despeja. ¿Sabéis? Pero no me borra de la memoria
cosas que deberían de desaparecer. Para poder disfrutar de esto.
Puede considerarse como los tres mejores meses del año. Pero
las ausencias se acentúan cuando estás en tu casa tanto tiempo.
Sin nada que hacer.
Sin nadie con quien estar.
Eso de proponerte un trato se ha quedado muy atrás, así ya sabrás lo que queremos
solo con mirarnos. Y no me digas que te vas del todo.
Porque el verano me dice que no tengo nada que hacer ni nadie con quien estar.

No hay comentarios: